Turismo en el Jerte – Una forma de mejorar tu experiencia natural

     La naturaleza «prepara» algunos sitios como si quisiera conservarlos del uso y depredación humana, pero tarde que temprano se descubren y cuando esto ocurre, pueden convertirse en verdaderas perlas para la humanidad, siempre que sean cuidados y conservados con esmero. Esto parece haber ocurrido con el Valle del Jerte, un lugar medio tapadito geográficamente en España, entre dos cadenas montañosas a lo interno del macizo de Gredos.

Turismo en el Jerte – Una forma de mejorar tu experiencia natural

Turismo en el Jerte

     El programa de actividades que ofrece el Valle de Jerte no solo es amplio y variado, con conciertos varios en horarios cómodos para los visitantes, sino que incluye muestras multiétnicas con culturas de otros países expuestas a los turistas.

Turismo en el Jerte – Una forma de mejorar tu experiencia natural

     Un especial nexo une al Valle de Jerte y Japón, las muestras de la cultura del sol naciente incluyen talleres musicales de un instrumento que para ellos es ritual, el tambor japonés suena en el Valle de Jerte en muestras, talleres, se invita a algunos turistas a tocarlo y todos disfrutan de culturas que se unen en bonitas expresiones culturales para compartir y crecer como pueblos.

     Especial mención merece la fecha más visitada del Valle del Jerte y uno de los festivales turísticos que mueve más gente en toda España: El festival del cerezo en flor. Cada año, a mediados de Marzo, empieza la floración de más de un millón de cerezos, espectáculo es detallado a través de la página web del lugar y de varios blogs turísticos independientes, institucionales y hasta de las posadas del lugar, de este modo, los turistas van siguiendo el atractivo proceso natural y saben exactamente que encontrarán al llegar al valle.

Turismo en el Jerte – Una forma de mejorar tu experiencia natural

     Para rematar el espectáculo, justo en el momento cumbre del festival del cerezo, entre mesas y posadas en la cual se exponen y venden jabones, mermeladas y demás recuerdos del festival, se instala en varios puntos el sonido de tambores japoneses, esto da un aire mágico a los cerezos que adornan toda la zona como luces brillantes agradeciendo la visita de toda la gente.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.