Cribado estadístico con cribas vibrantes

Cribas vibrantes

A la pregunta de cómo funcionan las cribas vibrantes, os daremos una sencilla respuesta, concretamente nos centraremos en las cribas de serie IM. Éstas están creadas siguiendo un principio, el de cribado estadístico o también conocido como cribado de probabilidad.

Mediante el principio anteriormente mencionado se seleccionan las luces de malla, la frecuencia, la amplitud y el ángulo de vibración, así como la inclinación de las telas, y todo ello para conseguir siempre la máxima probabilidad del paso de cada partícula. Consecuentemente, obtenido el fin que perseguimos, conseguiremos que el cribado se produzca con muy pocos intentos de paso de partículas (rebotes) o lo que es igual, en muy poca longitud de la malla.

Conseguido lo anteriormente mencionada obtendremos otra ventaja añadida y ésta es que al reducir el tiempo de contacto del producto sobre las telas al mínimo, los objetos a tratar verán reducido al mismo tiempo cualquier posibilidad de desgaste.

Existen empresas especializadas en la fabricación de este tipo de cribas vibrantes, las cuales lógicamente variarán según la utilidad que vayamos a darle. Por ejemplo si vamos a tratar productos como cal, caliza, caolín, canto rodado, carbón, cemento, cereales, chamota, chocolate, detergente, dolomía, escorias, fertilizantes, granito, madera, ofita, picón, pienso, sal, sepiolita, vidrio y yeso, necesitaremos un tipo de criba de la serie IM.

El tipo de criba varía según su finalidad, pueden ser de 3 a 6 pisos, y por según el modelo pueden llegar a ser muy eficientes en espacios reducidos, siendo sencillas de manejar y muy cómodas a la hora de proceder al cambio de mallas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*